Inicio

El archipiélago Indonesio cuenta con las olas más bellas del mundo, pero los lugares para hacer surf a menudo están masificados,  víctimas de su propio éxito. Debido a la independencia en el año 2002 de la parte Oriental de Timor, la isla de Rote se ha mantenido al margen del turismo. Situada en el corazón de las islas menores de la Sonda, está a tan solo 500 kilómetros de Australia, es una de las islas más orientales de Indonesia. Esta pequeña isla tropical en medio del océano presenta un paisaje idílico, postales perfectas de playas de arena blanca, aguas cristalinas color turquesa e imponentes puestas de sol. Rote representa el tipo de belleza virgen difícil de encontrar en pleno siglo XXI. Da la sensación de que el tiempo se detuvo hace mucho en Rote, donde la población local, convertida al cristianismo en el siglo XVIII, habita en cabañas de techo de paja con paredes de bambú.

Gente tranquila, hospitalaria y amable que vive de la agricultura, la pesca y el cultivo de algas. La capital llamada Ba'a junto con el resto de la isla ofrecen un paisaje de árboles de palma y de coco. Una gran extensión de playas deshabitadas y su extraordinaria vida marina hacen de Rote un destino único donde no encontrarás las distracciones de Occidente ni el ruido de coches ni motos. Sin contaminación lumínica, cada noche es posible disfrutar de un cielo repleto de estrellas. Los niños correntean por la calle gritando "Hello" al ver a un extranjero. Visitar Rote es, en definitiva, como mirar por una pequeña ventana al pasado.